Esta oportunidad les quiero compartir nuestra experiencia con los talleres de bordado a mano, como antecedente les comento que a finales del 2016 por la época de navidad decidimos por  iniciativa propia y con el apoyo de Quicentro Shopping impartir talleres itinerantes totalmente gratis, y los realizamos en el pasillo del centro comercial junto a nuestra isla, la aceptación fue tal que nos sentimos muy motivadas para por fin organizar los talleres formalmente.

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

Cuando empezamos oficialmente con el proyecto de los Talleres de Bordado a Mano, sabíamos que estábamos tomando un nuevo e importante reto y sobre todo un compromiso con quienes quieren ser parte de este mundo del bordado.

Como hija siempre he sido testigo del deseo de mi madre de compartir la habilidad que Dios puso en sus manos con otras mujeres, aunque en otras circunstancias hace varios años tuvo algunas experiencias impartiendo sus talleres en varias ciudades del Ecuador y a grupos vulnerables. Si aún no lo han visto, les interesará mirar un video que realizamos hace poco aquí les dejo el link.  

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

Algo definitivo fue el gratificante reconocimiento en el  año 2015, cuando mi madre fue nombrada Maestra del Arte Popular de Iberoamérica, y posteriormente asistió como invitada en representación del Ecuador al III Encuentro de Maestras Bordadoras en México. 

Al regreso de este viaje mientras conversábamos sobre la vivencia en un país que desborda cultura, aprecié en mi mamá un sentimiento un tanto indescriptible, era como un auto cuestionamiento o una necesidad de poder compensar de alguna manera con este arte que tanto le había dado en la vida. Ahí empezó la idea y ahora los talleres son una realidad, se han convertido en una herramienta para hacer que el bordado sea valorado y rescatado, que se hable de él y que sea una alternativa para quienes gustan de la manualidades y del arte popular.

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

Ahora les invito a leer estas líneas de una entrevista realizada a mi madre sobre la experiencia de los talleres, sin antes sugerirles que estén pendientes de las próximas fechas de los talleres, por favor recomienden a sus amigas y  familiares, a quienes consideren que esta alternativa les interese. Aquí pueden acceder a más información

LA EXPERIENCIA…()

Teresa: “Para mí ha sido una linda experiencia he vivido situaciones interesantes, en cada uno de los talleres ha habido mujeres que pese a que en la actualidad la tecnología nos invade en todo sentido, todavía hay interés y el gusto por aprender este arte, eso me motiva para seguir compartiendo esta habilidad, mi aspiración es que muchas mujeres sigan aprendiendo para que le den el uso que más les agrade, ya sea para uso doméstico, como elaborar  regalitos para sus familiares y amigos o por qué no hacer unos bonitos productos con finos acabados y poderlos venderlos”.

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

UNA ANECDOTA…()

Teresa: “Una anécdota que recuerdo cuando preparábamos el material para el primer taller, como parte del kit de bordado hay un portaretrato entonces había hecho la pieza de tela para enmarcar en este, yo estaba segura que todos los portarretratos tenían la misma medida, ¡oh sorpresa! cuando ya tenía todas las piezas listas resulta que eran muy grandes y no entraban en el espacio que se necesitaba, cuando me di cuenta ya eran las 9 de la noche, entonces no había otra opción que a esa hora ponerse hacer la nuevas piezas y eso nos tomó algunas horas, tuvimos que quedarnos hasta las 3 de la mañana. 

Habían quedo algunos pendientes y entre una cosa y otra, sin darnos cuenta amaneció, no nos quedó más que viajar sin dormir toda la noche. Teníamos previsto salir a las 5:30 de la mañana en transporte público desde Ibarra que nos tomaría como 2 horas y media llegar a Quito, pero la maleta se hizo grande, porque incluso llevamos el refrigerio, que con mucho cariño preparamos para nuestras alumnas. Entonces decidimos llamar una camioneta que nos llevaría  directo a Quito, nos resultó un poco más costoso pero logramos llegar a la hora indicada. Así que dimos el taller sin haber dormido pero gracias a Dios, al deseo de compartir y el gusto por nuestro trabajo verdaderamente no nos faltaron energías para salir bien en el primer taller“.

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

¿QUÉ LE HA LLAMADO MÁS LA ATENCIÓN HASTA HOY?…()

Teresa: Una experiencia que no se borrará de mi mente es que en uno de los talleres se inscribieron mamá e hija,  cuando les pedí que se presentaran la madre indicó que se habían inscrito al taller no tanto por ella,  sino porque quería que su hija aprendiera a bordar; como mamá había sido un sueño que su hija incursionara en esta labor, pero como los años habían pasado sin la oportunidad, ese fue el día que como a sus 50 años le dijo a su hija unas palabras: “ahora quiero que me des el gusto de verte bordar”. Pero lógicamente la joven hija como de 25 años demostraba en su rostro desmotivación y que estaba ahí obligada, entonces, a mí me causó cierta preocupación ver su desgano para aprender. Lo sorprendente fue que cuando empezamos el trabajo desde la primera puntada lo hizo como que hubiera tenido experiencia, le felicité y le expresé mi admiración por la habilidad demostrada.

De un momento a otro cambio su actitud y su expresión en el rostro, estaba feliz…. al pasar las horas terminó la tarea antes que las demás y más que nada con una calidad extraordinaria, realmente las puntadas que hizo no eran las de una principiante, quedé sorprendida y no se diga la mamá que  estaba muy satisfecha y feliz, le dije que estuviera tranquila porque se iba con una maestra en casa.  Esto se ha queddo gravado en mi mente, sin duda hay muchas personas que tienen la habilidad en sus manos y no lo sabem”.

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA
TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

¿LO QUE MÁS LE AGRADA?…()

Teresa: “Uno de los momentos más agradables que vivimos en los talleres es el momento del refrigerio o coffebreak, como zuleteña y amante de las cosas propias de mi tierra, siempre les brindo unas exquisitas tortillas de tiesto con dulce de zambo hecho en casa, muy sano y sabroso, esto les ha gustado mucho. Talvez en el futuro podamos combinar con un curso de gastronomía ancestral (……entre risas……). 

En realidad disfruto cada momento, me siento feliz de aportar con un granito de arena para que este arte perdure en el tiempo, que el bordado a mano de Zuleta se impulse, se valore y así cumplo con un compromiso gratamente adquirido.”  

TALLERES DE BORDADO A MANO, UNA EXPERIENCIA ENRIQUECEDORA

Como siempre me despido confiando en que estas líneas no hayan sido del todo aburridas. Espero sirvan para animarles a ser parte del maravilloso mundo del bordado a mano, que esta sea la oportunidad para valorar más nuestro querido país Ecuador, su cultura y tradición.

Sin más me despido y les esperamos en los talleres para juntas seguir dando puntadas con el alma… hasta el próximo post…

1
×
Hola
¿En qué podemos ayudarte?