¿Por qué nuestros bordados tienen alma?

Transmitir el verdadero valor de nuestros trabajos es muy importante, porque quienes compran productos CATELINA, no sólo permiten que esta pequeña empresa exista como tal. Hay mucho más por detrás, realmente están aportando a la conservación de una tradición ecuatoriana, “el bordado a mano de Zuleta ” y a crear oportunidad de trabajo para mujeres con una gran fuerza interior;

 

 Mujeres y madres valientes que con una aguja en la mano apoyan en la economía de sus hogares;

 Aquellas mujeres que acuestan a sus hijos, para luego empezar su jornada de la noche;

 Mujeres que cerca de una lámpara bordan con apuro cuando la luz del día se ha ido;

♥ Mujeres que hacen los trabajos más sencillos pero quizá con mayor dedicación, porque viven de su habilidad y no de los conocimientos adquiridos en una aula de escuela;

 Aquellas mujeres que después de salir de un trabajo formal de ocho horas, les espera la tarea del bordado para aumentar los ingresos que siempre faltan;

 Mujeres que mientras cuidan sus animales y sembríos, llevan sus bordados en la mano para “aprovechar el tiempo”;

♥ Mujeres humildes que en sus rostros tienen las marcas del sol, del viento, de la lluvia, del campo.

“Cada puntada lleva dedicación y esmero de mujeres que amamos el bordado a mano”

Hola,  soy Teresa Casa Ponce

tengo la dicha de haber nacido en Zuleta “la tierra del bordado a mano”  en Imbabura, Ecuador y desde hace 35 años dedico mi vida a este arte.

Dios ha puesto habilidad en mis manos, me encanta dibujar, bordar y dar vida a las formas más diversas. En estos años se han unido a mi, decenas de mujeres y ahora juntas bordamos no sólo hermosas piezas, sino también sueños y esperanza.

Nuestro anhelo es poder entregarte en cada producto toda la magia y encanto de esta fina artesanía; que representa un pedacito de nuestro lindo país Ecuador, su cultura y tradición.

Hola,  soy Teresa Casa Ponce

tengo la dicha de haber nacido en Zuleta “la tierra del bordado a mano”  en Imbabura, Ecuador y desde hace 35 años dedico mi vida a este arte.

Dios ha puesto habilidad en mis manos, me encanta dibujar, bordar y dar vida a las formas más diversas. En estos años se han unido a mi, decenas de mujeres y ahora juntas bordamos no sólo hermosas piezas, sino también sueños y esperanza.

Nuestro anhelo es poder entregarte en cada producto toda la magia y encanto de esta fina artesanía; que representa un pedacito de nuestro lindo país Ecuador, su cultura y tradición.

Un abrazo y gracias por esta aquí…!

Hemos aparecido en:

1
×
Hola
¿En qué podemos ayudarte?