porque en cada puntada se va un pedacito de nuestra vida.

 Soy Teresa Casa Ponce

La vida me dio la oportunidad de nacer en Zuleta (Imbabura – Ecuador), la “tierra del bordado a mano”. Mi abuela y mi madre inculcaron en mí el amor por este arte.

Sin darme cuenta, he dedicado 35 años de mi vida al bordado, y puedo decir que es mi pasión y mi sustento.

En el 2015 fui nombrada Maestra de Arte Popular de Iberoamérica, ha sido una experiencia maravillosa y como zuleteña me emociona saber que nuestros bordados están considerados como una expresión artística de alta calidad.

Este reconocimiento no es sólo para mí, sino para decenas de mujeres con quienes camino en este sendero de color, constancia y entrega. Mi agradecimiento especial a todas, porque sin ellas sería difícil mantener viva esta hermosa tradición ecuatoriana, a ellas toda mi gratitud.

Teresa Casa Ponce
Teresa Casa Ponce

Bordar a mano toma tiempo, no producimos en serie, algunos productos pueden ser únicos o de edición limitada, pero eso los hace especiales y exclusivos.

Detrás de cada prenda hay mujeres que ponen el corazón, para lograr perfección en cada puntada.

Bordar a mano toma tiempo, no producimos en serie, algunos productos pueden ser únicos o de edición limitada, pero eso los hace especiales y exclusivos.

Detrás de cada prenda hay mujeres que ponen el corazón, para lograr perfección en cada puntada.

Hemos aparecido en:

¿Quiénes bordamos?

Teresa Casa Ponce
Teresa Casa Ponce

Mujeres valientes, madres, trabajadoras, guerreras por naturaleza.

Mujeres que se olvidan de ellas, para dar lo mejor a sus hijos.

Mujeres que acuestan a los niños y empiezan la jornada de la noche.

Mujeres que cerca de una lámpara, bordan con apuro cuando la luz del sol se ha ido.

Mujeres que hacen los trabajos más sencillos, pero quizá con mayor dedicación, porque viven de su habilidad y no de los conocimientos adquiridos en una aula.

Son ellas, que al salir de un trabajo formal de ocho horas, les espera la tarea del bordado, para aumentar los ingresos que siempre faltan.

Mujeres humildes que en sus rostros tienen las marcas del sol, del viento, de la lluvia, del campo.

Mesa bonita para gente bonita, porque el amor en casa se ve, se siente y familia es familia. Nada mejor para compartir que una linda mesa y rica comida.

¡Al puro estilo ecuatoriano!. Viste tu mesa con puntadas llenas de tradición, que representan nuestra cultura, identidad y folklore.

Talleres de Bordado: Una hermosa tradición en tus manos

Luego de haber sido nombrada Maestra del Arte Popular de Iberoamérica (2015), sentí el compromiso de trabajar para preservar el bordado a mano y los talleres se convirtieron en un medio para lograrlo.

A finales del 2016 empezamos este reto y hoy son más de 300 alumnas, que ya son parte de este legado. Sin ser zuleteñas, ahora son ella quienes nos ayudan a preservar esta hermosa tradición ecuatoriana.

En este taller comparto toda mi experiencia basada en treinta y cinco años de trabajo diario y constante. El haber nacido en Zuleta me da la seguridad y garantía de poder enseñarte.

Los talleres están disponibles únicamente tres veces al año: Febrero, Junio, Agosto.

Teresa Casa Ponce
Teresa Casa Ponce

JULIO 2022

QUITO | Taller de Bordado a Mano: Relleno Zuleta
P R E S E N C I A L
Inscripciones Abiertas:

Desde el 29 de Junio hasta el 13 de julio 23H00

Tu lo diseñas, nosotras lo bordamos

Teresa Casa Ponce
Teresa Casa Ponce

Si estas preparando tu vestido de novia, o la ropita de bautizo para tus pequeños, o simplemente tienes el diseño de una blusa o vestido en tu mente. Aquí estamos para hacerlo realidad.

Porque en cuestión de bordado todo es posible.

CATELINA, es una marca de mujeres zuleteñas luchadoras, que defienden el bordado a mano con pasión y constancia. Nuestra misión es despertar en las personas, el amor por esta hermosa tradición ecuatoriana.

SUSCRÍBETE PARA RECIBIR CORREOS ELECTRÓNICOS DE CATELINA:

Serás la primera en saber las novedades, ofertas, contenido exclusivo, eventos, apertura de talleres y todo lo que nos haga permanecer en contacto.